Google+ Badge

sábado, 12 de mayo de 2018

Rogaine del Berguedà

Tengo unos cuantos borradores de crónicas pendientes, que el ajetreo de las últimas semanas no me ha dejado terminar. No sé si tendré el tiempo de acabarlas o si directamente quedaran obsoletas. En cualquier caso aquí va un intento sobre la última aventurilla: el campeonato de España Iberogaine, que tuvo lugar en el Rogaine del Berguedà, este sábado 5 de mayo. 12 horas de orientación y balizas en la Serra del Picancel, una vez más junto a Aurelio, mi compañero habitual.

Después de la derrota in extremis del rogaine de Gran Canaria y la victoria en las 6 horas del Rogaine de Vilabou, llegamos a este campeonato con ganas de hacer un buen papel en este terreno, bastante físico, que a priori parece buen ambiente para nuestras cualidades. No conozco la zona, lo cual dota a la carrera de un atractivo especial para mí. Un agradable viaje de ida junto a Aurelio y mis amig@s de Aligots, Marta, Raquel y Joan nos deja en un instituto de Berga en cuyo pabellón pasaremos una noche de sueño más bien breve. A las 4 de la mañana suena el despertador. Últimos preparativos y recorremos los 5 kilómetros que nos llevan al centro de competición, donde a las 5 de la mañana nos reparten los mapas. Una hora para preparar la estrategia a la luz de los frontales:
(el mapa lo he sacado de la aplicación de seguimiento, por eso tiene los puntos grises)

Cosas que vemos:
- La subdivisión del mapa por cuadrantes confirman lo que se aprecia a simple vista: cuadrante NO, 155 puntos; cuadrante NE, 106 puntos; cuadrante SO, 73 puntos; cuadrante SE, 50 puntos. Es decir, hay muchas más balizas y puntos en la zona norte.
- La contrapartida es que la mitad norte presenta desniveles mucho más acusados, con muchas zonas de afloramientos rocosos, cortados y profundas canales que hacen de esta zona un terreno previsiblemente exigente.
- Según las indicaciones técnicas el terreno blanco está predominantemente formado por vegetación poco penetrable, que hace que la estrategia se base sobre todo en recorrido por caminos.
- En esta carrera hay un punto de avituallamiento líquido y sólido, el hash house, indicado sobre el mapa con las letras "HH".
- Dentro de la irregularidad del terreno, se pueden distinguir dos zonas altas. Una en el norte, aproximadamente en la línea que une las balizas 64-78-52-92-40-91; y otra en el sur en las balizas 44-95-72. Ambas están separadas por el valle donde quedan las balizas 75-39-48.
- El sistema de canales de la zona norte hace prácticamente inviable conectar todas las balizas de esta zona de una forma mínimamente decente.
- Hay pocas líneas claras de conexión de balizas evidente en base a caminos y desnivel.

Conclusión: más allá de que parece lógico empezar por el norte para darle más importancia a esta zona que tiene más puntos, la estrategia se antoja bastante complicada.

A la vista de todo esto intentamos conectar el máximo número de balizas intentando dejar bastantes bucles que permitan adaptar una estrategia que no tenemos muy clara. Esta es la idea inicial:
- Salir por 31-88 y subir hacia 59-60-85-46.
- Ida y vuelta a 81 y recoger los puntos de la zona alta por 64-90-45-87-52(?)-78.
- Bajar a la zona del embalse por 89-93-76-100-50.
- Subir de nuevo por 77-38-92-86-40-91.
- Bucle rompepiernas previsiblemente a recortar por 82-53-66-57-36-48 y HH.
- Otro bucle similar por 54-71-61-41-35-68 y subida a la zona alta sur por 65-95-72.
- Línea por el sur: 80-69-55-62-83-58-94.
- Vuelta hacia meta por 75-43-49-33-63-73-84-74-67-32-56

Como siempre, este es un planteamiento ultraoptimista pensado para poder ir recortando según veamos.

Inciso: os dejo el enlace de la aplicación de seguimiento, por si queréis ir viendo nuestras evoluciones y las del resto de equipos mientras leéis el texto.:
http://nonstop.tokitek.com:8080/NonStop/Rogaine18/index.html

A las 6 salimos a la luz de los frontales, que nos harán falta durante 15-20 minutos. Tras algo de confusión y aglomeraciones en la primera baliza (31), enseguida nos quedamos en la parte delantera el equipo de CD Navarra, RaidAventura (formado por un letón que quedó campeón del mundo el año pasado y por Caiman (así le conocemos...), un checo afincado en Cataluña y venido de más allá del muro, un tío duro, vamos...) y nosotros. Probablemente nos juguemos las primeras posiciones entre los tres. Coincidimos en el recorrido hasta la 46 y los controles van cayendo fácilmente gracias a unos u otros. De 46 las estrategias divergen. Caiman y el compañero se van hacia 74, los navarros hacia 64 y nosotros nos vamos a buscar 81. La ida y vuelta nos resulta algo cara y me deja con alguna duda, pero los primeros parciales han sido rápidos así que seguimos con el plan previsto. Con menos problemas por 64-90-45 y 87. Decidimos ir a buscar 52, aunque lo hacemos mal y no nos damos cuenta del ataque por el oeste, así que rodeamos por el este con extra de desnivel. Un fallo estúpido que no se puede cometer y que nos añade unos 5-6 minutos más el desnivel.
De ahí resolvemos bien 78 y nos vamos a por 89, con golpetazo en mi cabeza de por medio. Ya empiezan a ser costumbre mis cabezazos contra las ramas. Vamos a buscar la 93 con una subida durilla y no arriesgamos, volviendo por el mismo sitio a 76. Los 10 puntos de la 100 parecen fáciles sobre el mapa pero el acceso es complicado por un camino algo perdedor. Eso sí, el rinconcillo, con su fuente, la mar de bonito. Un nuevo rodeo nos lleva a la 50, que encontramos algo más arriba de lo esperado, y tras fichar cruzamos al valle contiguo y empezamos una árdua subida que nos va a llevar por 77-38 y 92. Físicamente vamos bien, pero este esfuerzo me deja algo falto de gasolina durante un rato, hasta que vuelvo a coger un buen ritmo de alimentación. Tras encontrar la baliza 92 junto a una pintoresca cima, seguimos hacia el este. Una ida y vuelta nos permite coger los 8 puntos de la 86 (17 minutos ida y vuelta desde el collado, con algo de confusión en la ubicación final). Seguimos el recorrido previsto por 40 y 91, con parciales más largos y energías algo más bajas que nos llevan a hacer los primeros recortes. Bajaremos a la Hash House pasando por 82 y 48 (esto será un error) dejando el bucle 53-66-57-36. El camino que da acceso a la 82 acaba siendo muy perdedor y nos lleva a un parcial muy negativo (como 25 minutos, para un parcial predominantemente en bajada).
Pasamos por el HH y salimos de él con unas 5h por delante. Toca un nuevo tramo en subida, pasando por 68 y 65 de camino a la cima de la 95. Aquí los parciales y las sensaciones vuelven a mejorar y nos vamos con la moral más alta hacia la esquina sureste (balizas 72 y 80), donde coincidimos con Francesc y Pep. La línea sur 80-69-55-62-83-58 nos sale bastante bien, aunque con algo de confusión en el ataque a la 55 y algún atajillo entre pistas por el que nos deberíamos haber atrevido.
Se acerca el final, y con 2 horas por delante toca ir definiendo el final de la estrategia. Decidimos ir a buscar los 9 puntos de la 94, aunque nos lleva más tiempo de lo previsto y eso nos hace descartar la 75 e ir a buscar directamente 43. Tenemos 1h15' por delante, así que toca ir ya hacia la meta y aprovechar este extremo oeste donde hay bastantes balizas aunque de pocos puntos. Recorremos 49-33-63-42-32 y acabamos con una preciosa baliza 56, en una bonita poza semisubterránea entre rocas.
Llegamos a la meta con 3-4 minutos de margen, inicialmente con buenas sensaciones que van empeorando a medida que vamos reflexionando con algunas de las decisiones tomadas durante la carrera. No hemos tenido fallos graves de orientación y físicamente hemos ido bastante bien por un terreno que no era malo para nuestras características, pero nos vamos dando cuenta de fallos de estrategia, que son los que pueden decantar la balanza... Al final los resultados:
Aligots Tierra Tragame (nosotros): 276 puntos; RaidAventura: 269 puntos; CD Navarra: 264 puntos.
Bufff, por poco pero hemos aguantado.

Cosas buenas:
Físicamente hemos ido bastante bien y personalmente me he encontrado muy bien sobre todo en la última parte, lo cual me anima de cara a los compromisos de largo formato que vienen este verano. Mejor aún, una molestia que me viene dando por saco en la planta del pie, y que ayer me dejó bastante dolorido en un rodaje de 1h y media, hoy ni siquiera ha asomado la cabeza. Es como si el hecho de correr con estas Cascadia a las que ya les queda muy poca amortiguación, evitase esa molestia en al zona de los dedos. En fin... tendré que seguir investigando entre la gama de zapatillas que tengo por casa, para ver con qué neumáticos salimos en las próximas carreras.
Tema orientación, no hemos ido mal. Ningún fallo escandaloso. Alguna pequeña confusión, algún camino poco definido que ha costado de seguir, pero nada que nos haya hecho perder mucho tiempo.

Cosas malas:
De las tres componentes del rogaine, físico, orientación y estrategia, lo peor ha sido esto último. Globalmente no está mal. Creo que era mejor priorizar el norte, pero hay varios puntos en los que considero que perdemos puntos respecto de lo que hubiese sido óptimo con el mismo esfuerzo:
- Desde 91 en lugar de bajar hacia HH por 82 y 48, deberíamos haber bajado por 71-61-41. Caminos mejores, bajada casi todo el rato... Creo que nos hubiese costado el mismo tiempo y con 5 puntos más.
- Pasar por el HH fue una pérdida de tiempo. Cierto que avituallas, pero total ya habia bastantes puntos de agua. Lo mejor hubiese sido pasar del HH y, después de haber seguido la opción que decía antes (71-61-41), ir hacia 35 y seguir con lo que hicimos.
- Quizá el peor fallo, la parte final. Desde 58 hicimos 94-43-49-33-63-42-56 (35 puntos). Quizá nos obsesionamos con esos 9 puntos. Lo mejor hubiese sido atravesar de 58 hacia el noroeste, cruzar la zona abierta (naranja) e ir a 75, siguiendo por 43-73-84- probablemente daba tiempo de hacer la ida y vuelta a 74, y bajada por 67-32-56. Total de esta segunda opción: 46 puntos. Creo que nos costaba el mismo tiempo, vistos los largos parciales que empleamos en 58-94 y en 94-43.
- Menos determinante, pero la opción escogida por CD Navarra al principio es muy interesante, haciendo un bucle en la zona alta desde 46, hacia 90-45-87-78-64 para cerrar el "lazo" e ir hacia 81 y seguir a 93, sin necesidad de hacer la ida y vuelta. No sé si fue complicada la navegación entre 81 y 93, pero me parece una opción muy buena.
- Por lo demás, pequeños fallos de elección de itinerario, que no creo que implicasen más de 5 minutos.

Link con resultados y parciales: http://www.documentscob.orientacio.org/12h_course_splits.html

De todo se aprende. A ver si acabamos de afinar en el próximo rogaine en la Rioja, que es la única prueba que nos queda antes del Campeonato de Europa del mes de agosto.

Besos y abrazos 

sábado, 10 de febrero de 2018

Rogaine Anoia - La Nova Fita

Empezamos el 2018 como acabamos el 2017, con una de rogaines...

El mes de enero ha sido algo accidentado debido a una molestia en el gemelo que me ha recordado problemas que ya tuve el año pasado, cuando pasé también varias semanas arrastrando sobrecargas de forma repetida. Debe ser algún problema relacionado con el inicio de temporada, o que al cuerpo le cuesta coger el ritmo de la rutina diaria de entrenos, no se... En cualquier caso parece que de momento la cosa se ha estabilizado y las sobrecargas no se han vuelto a repetir. Así que con algo de miedo en el cuerpo pero me decidí a correr el Rogaine de l'Anoia organizado por La nova Fita. Allí nos fuimos con Aurelio, con quien siempre es un placer compartir un día de balizas.
Ambiente frío, cielo nuboso y Montserrat nevado. Ese era el ambiente a las 9 de la mañana en el pueblecito de Vilanova d'Espoia, unos 50km al noroeste de Barcelona. Como de costumbre, 15 minutos antes del inicio abrimos el mapa para preparar la estrategia:

Una particularidad de esta carrera es que hay un premio para el último equipo que pase por la baliza 36 y llegue a la meta dentro de tiempo. En cierta forma eso nos lleva a plantear una estrategia que implique acabar por esa zona (al norte-noreste de la meta), por si acaso suena la flauta. Cosas que se ven en el mapa:
- A nivel de relieve, el mapa es bastante homogéneo. Quizá únicamente hay algo más de desniveles en la zona este, pero no parece un factor determinante para condicionar la estrategia.
- En la esquina sureste hay cuatro balizas muy colgadas: 77, 84, 57, 94. La conexión con el resto del mapa es muy incómoda.
- En principio la vegetación es poco penetrable, por lo que deberíamos minimizar los tramos de campo a través.
- La red de caminos es densa pero a menudo las balizas están colocadas de forma que hay mala conexión directa a través de senderos. Va a haber muchos casos de duda de elección de itinerario entre rodear por camino y jugársela campo a través.
- Hay un total de 44 balizas (45 tramos), por que los parciales para completar el mapa son de 8 minutos de promedio.
A la vista de todo esto decidimos plantear lo siguiente:
- Salida hacia el noroeste por 42-31-43-76-56-93-81
- Desplazamiento hacia el sur por: 81-65-46-51-92-47-82
- Barrido hacia la zona centro: 82-66-48-34-67-52-72-53-35-32
- Intentamos cubrir el rincón sureste: 32-41-71-63-84-77-57-94 (la 77 la marcamos por marcarla pero está prácticamente descartada de partida)
- Desplazamiento largo hacia el norte: 94-91-75-44-62-61 y a partir de aquí ya decidiremos cómo acabamos...

A las 9 salimos, con bastante frío y ni asomo del sol. Las primeras balizas transcurren sin sobresaltos, con otro equipo justo detrás que lleva la misma estrategia. Llegando a la 93 cometemos un error al atravesar la punta de un campo. Veo que el otro equipo rodea la punta y eso me lleva a pensar que igual no está permitido atravesarlo (aunque no me ha parecido escuchar nada al respecto en el briefing...). Me quedo mosqueado y con un sentimiento de culpabilidad. En fin, ganar no hemos ganado prácticamente nada, corrijámoslo a partir de ahora. Algo descentrados llegamos a la 93 con algo de confusión justo detrás del otro equipo. De camino a la 81 nos quedamos solos, situación en la que nos sentimos más cómodos ya que te induce a estar simplemente pendiente del mapa y concentrados. Para los tramos 81-65 y 65-46 optamos por evitar desnivel y rodear por camino hacia el este, junto al borde de una urbanización. El resto del trayecto hasta la esquina suroeste (baliza 82) transcurre sin sobresaltos y mayoritariamente por caminos.
 
 
El trayecto 82-66 plantea muchas dudas, pero la zona resulta estar bastante talada y un par de tramos campo a través nos dejan en una vaguada con un sendero que rodea hacia el este y permite el ataque a la baliza desde el sureste. También es incómodo el trayecto a la 48. Todo este último tramo nos ha llevado a parciales negativos (superiores a 8 minutos) que nos van indicando la necesidad de recortar en algún momento. La 34 vuelve a ser fácil y no mucho peor es la 67, fácil desde camino. Un pequeño fallo en la 52 nos hace perder un minuto (nada grave) y de ahí nos vamos a 72 y 35. Sin darnos cuenta nos dejamos la 53. Fue involuntario pero no fue mala opción visto que tocaba empezar a soltar lastre. La 32 y la 41 resultan fáciles. No así la 71, que está en el fondo de una vaguada muy poco definida, con vegetación incómoda y un conjunto de muros que dificultan el movimiento. Resolvemos el entuerto sin perder mucho tiempo y nos vamos a 63, en un muro fácil de atacar desde un sendero.
 
 
Toca ir a buscar algo del rincón sureste. La 77 ni en pintura, y va perdiendo forma la 94. Vamos hacia la 84, traslación larga por una serie de senderos. La 57 no está muy lejos pero no es fácil de conectar y además hay desniveles importantes. Intentamos apoyarnos en una línea eléctrica y acabamos bajando por un desnivel muy pronunciado hacia el fondo de una vaguada. Un destrepe nos lleva a un trozo de vegetación muy espesa. Nos subimos sobre unas zarzas y vamos chafándolas entre los dos intentando evitar meter el pie. El zarzal es tan espeso que bajo nuestro peso se forma una plataforma relativamente sólida por la que vamos avanzando. Afortunadamente sólo son 10-15 metros y salimos a un senderillo justo a lo largo del río. El resto del camino es más plácido hasta la 57, a pesar de que cometemos un pequeño fallo al llegar a la 57.

Echando números y un vistazo al reloj, descartamos la 94, ya que además la conexión hacia la 91 es más facil desde aquí. Aun así el trayecto es interminable, por un cortafuegos y después todo carretra hasta el pie del montículo en el que se encuentra la baliza. De camino a la 75 vamos discutiendo la manera de acabar nuestro recorrido. Nos queda 1h30, lo que debería darnos para 8-9 balizas. Los bucles 44-62 y 54-74 quedan un poco apartados y pueden poner en riesgo el ir a buscar 73 y 83. Podríamos hacer 44-62 pero eso nos obliga probablemente a dejar 55-64, que suma un punto más. Así que al final la decisión es: 75-61-55-64-45-73-83 y de ahí a buscar los treses de cerca de meta: 36-37-33. 
Visto a posteriori resultó ser una buena decisión. Acabamos el recorrido a buen ritmo y cogiendo balizas hasta el final. El último grupo de tres muy cercano a meta permite adaptar la estrategia pero finalmente nos da tiempo de cubrir todo lo previsto con 3-4 minutos de margen.
Nos acaban saliendo 49.8kms y unos 1800m de desnivel positivo, si no recuerdo mal la mayor distancia que hemos hecho en un rogaine de 6 horas. Personalmente me he encontrado bien físicamente y el gemelo no me ha dado problemas. Ahí va la carrera desglosada por parciales:
1ª hora: 40 puntos (7 balizas)
2ª hora: 28 puntos (5 balizas)
3ª hora: 32 puntos (6 balizas)
4ª hora: 38 puntos (7 balizas)
5ª hora: 38 puntos (6 balizas)
6ª hora: 28 puntos (6 balizas)


Contentos con la estrategia y también con la orientación, ya que no hemos cometido fallos importantes, más allá de pequeños despistes de 1 minutillo o así. Los 204 puntos nos permiten conseguir la victoria y continuar con la buena racha.

Besos y abrazos


jueves, 28 de diciembre de 2017

Rogaine Sierra Calderona

Aquí va la última del año!

El fin de semana pasado tuvimos el último asalto de la temporada en lo que a rogaines se refiere. La cita en cuestión, la última prueba de Liga Española de Rogaine organizada por la FEDO, en la Sierra Calderona. Esto quedaría a unos 30 kilómetros al norte de Valencia, en una zona de media montaña de la sierra prelitoral valenciana. Allí me encontré nuevamente con Aurelio para disfrutar de otra jornada de orientación, así como con otros amigos de otras veces, Ana, Berni, Lidia, Ester, Pablo, Carol... que venían con las mismas intenciones. Después de una pasar la noche en el pabellón del pueblo de Serra, nos fuimos hacia la salida, situada en un merendero a unos 10 kilómetros. Una particularidad de este rogaine fue que no tuvimos nada de tiempo previo a la salida para preparar la estrategia. Son las normas y son para todos, pero personalmente prefiero que haya tiempo para mirar el mapa antes de salir. El componente estratégico es uno de los factores atractivos del rogaine y eliminando el tiempo de preparación de la estrategia fomentas en cierta forma la moneda al aire a la hora de plantear la carrera y en todo caso favorece a quien haya corrido en ese terreno anteriormente. En todo caso es una opinión, seguramente dada en parte porque yo me lo paso pipa en esos minutos previos en los que hay que trazar el recorrido sobre el mapa.
Sin poder mirar el mapa, lo que sí vemos es que hay montañas al norte de la salida y una zona más llana alrededor y al sur. Si la salida está en el centro es muy probable que lo mejor sea salir en dirección norte, no se si noroeste o noreste... Suena la cuenta atrás, abrimos el mapa (ipreso por las dos caras) y vemos:
- La salida y meta está centrada y bastante al sur.
- El mapa tiene dos caras a 1:15000. Mucha superficie, pero también es cierto que hay grandes zonas sin balizas, sea porque es zona prohibida (al norte) o porque no han colocado balizas allí (franja al este).
- Hay una esquina noreste delimitada por una franja de zona prohibida, donde a simple vista hay balizas de bastantes puntos (91-74-71-53-73-81-90), si bien es cierto que es la zona más alta y con desnivel. Empecemos por allí y ya veremos sobre la marcha.
 
Mientras caminamos en dirección norte acabamos de trazar la forma de llegar hacia allí. Salimos hacia 60 y 58 y a partir de ahí vamos perfilando el tema sobre la marcha. La decisión final es: 60-58-37-41-50-40-42-43-78-80-61. La baliza 78 es muy incómoda porque obliga a una ida y vuelta si uno no quiere arriesgarse a atravesar la zona de verde teóricamente impenetrable. Al final optamos por la opción conservadora de hacer todo por sendero. Las primeras balizas caen de manera bastante sencilla, basándonos en senderos y en relieve bastante reconocible. Después de la 50, la bajada hacia la 40 se nos hace bastante incómoda porque a pesar de estar indicada como naranja tiene mucho matorral incómodo y piedras que dificultan el avance. Punto a tener en cuenta para lo que queda de carrera. Por lo demás, salvo algo de confusión al ubicar el senderillo que conduce a la 78, la primera hora acaba con un balance muy positivo de 9 balizas.
 

La tónica cambia significativamente de camino a la 80, primero porque la vuelta nos cuesta 18 minutos y segundo porque en un tropezón se me rompe la brújula. 60 euros a la basura :-( . Estamos llegando al final de lo que teníamos planeado, toca diseñar cómo recorremos toda esta zona noreste. Las balizas 76 y 82 suponen un dilema, porque están muy colgadas en la zona central y tampoco caen bien para hacerlas a la vuelta por el otro lado. Decidimos ir a 76 tras la 61 y una confusión alrededor de la baliza nos hace perder 2-3 minutos que nos incitana descartar la ida y vuelta hasta la 82. Recorremos la esquina noreste haciendo 62-70-90-81-53-73-71-74-91. Nos parece la opción que optimiza desniveles pero aún así nos caen un par de parciales de 15 minutos yendo a 90 y a 81. Nuestro recorrido por esta zona acaba con un ataque algo confuso a la 91, que acaba apareciendo en un agujero muy escondido. Sin haber llegado a mitad de carrera, ya está muy claro que estamos muy lejos de completar el mapa, ni nada que se le parezca, así que con un punto de desconexión nos dirigimos al avituallamiento líquido de la zona norte mientras planeamos lo que queda de carrera.

La idea va a ser la siguiente: 65-64-75-59-69-72-51-52-31-63, y ahí volvemos a mirar. De esta forma dejamos la 92, que está muy colgada y también la 82, que implica una ida y vuelta con bastante desnivel. Exceptuando el ataque a la 64, que hacemos campo a través desde la pista situada al norte del control, el resto de este tramo está bastante basado en pateo por pistas y caminos bastante claros. Llegamos a la 63 con menos de 1h30 por delante, lo que nos lleva a escoger directamente la esquina suroeste, una zona con densidad de balizas relativamente alta y con desniveles menos acusados que en la zona de la que venimos. Un tramo de carretera nos sitúa junto a la 54, y de ahí la secuencia será: 54-35-48-67-55-56-57-44. El ritmo no es muy fuerte pero atinamos bastante los controles. Únicamente alguna dificultad para la 54, que está bastante escondida en un agujero, y un pequeño rodeo extra por el norte del montículo para la 67. Llegados a la 44, nos quedan 20 minutos para meta, por lo que decidimos volver directo pasando por la 38, lo que nos permite llegar sin apuros ni estrés a la meta, con 7 minutos de margen.

El resultado final nos lleva a 224 puntos, lo que nos permite ganar esta última prueba del año. El ritmo ha sido más bajo que el otro día en Murcia, donde salimos como conejos persiguiendo la zanahoria de los 150 euros, pero a nivel de orientación hemos vuelto a hacer una carrera sin grandes fallos. Muy satisfecho en ese sentido, ya que tengo la sensación de que vamos progresando en ese sentido con respecto a hace un año, cuando en cada carrera siempre había algún momento de patinazo. A nivel de estrategia, la verdad es que a pesar de haberla preparado sobre la marcha creo que si hubiese tenido 15 minutos para pensarla hubiésemos hecho más o menos lo mismo. Una salida recogiendo puntos de manera bastante eficiente hacia la zona de más puntos y más exigente físicamente y una vuelta con margen para recoger puntos alrededor de la meta con margen para adaptar la estrategia y aprovechar la totalidad del tiempo de competición. Creo que podríamos haber hecho la 32, de la que no pasamos muy lejos, o que en lugar de la 38 podríamos haber hecho la 46, ganando un puntillo. Con un punto de fuerzas e intensidad como el del otro día en Murcia creo que podríamos haber rascado algo del grupo de controles situado al sureste de la meta, donde hay una línea muy buena en 68-49-47-36. Pero vamos, por rizar un poco el rizo, porque en cualquier caso acabamos muy contentos de haber vuelto a hacer una buena carrera y seguir con la buena racha de este 2017. En 2018 seguiremos insistiendo e intentando mejorar en este minoritario pero bonito deporte. En el horizonte el Campeonato de Europa de Ucrania, en el mes de agosto, y más allá el Mundial de 2019 que esperamos tener la oportunidad de correr "en casa", en La Molina (Girona).

Besos, abrazos y Felices Fiestas!

P.D: Aquí va el clásico desglose de la carrera:
1ª hora: 42 puntos (9 balizas)
2ª hora: 43 puntos (6 balizas)
3ª hora: 43 puntos (6 balizas)
4ª hora: 30 puntos (5 balizas)
5ª hora: 37 puntos (8 balizas)
6ª hora: 28 puntos (6 balizas)
Otros datos de la carrera, 44kms con unos 2000m de desnivel positivo. Menos distancia que en Murcia (47.5km) a pesar de que creo que aquí tiramos más de caminos.
Nada nuevo sobre el material: las clásicas Brooks Cascadia que siguen aguantando y la TO Race Vest 3.0 de Ultimate Direction como mochila. Como anécdota decir que a nivel de alimentación volví a los brioches con filadelfia y mermelada, con unas sensaciones bastante buenas


miércoles, 6 de diciembre de 2017

Rogaine Costa Cálida (Murcia)


El fin de semana pasado me fui rumbo al sur huyendo del frío. La excusa, una prueba de Liga Española de Rogaine, el Rogaine Costa Cálida, que se celebró en los alrededores del Embalse de Santomera, a unos 15km de Murcia. Otra ocasión para compartir mapa y balizas con Aurelio, mi habitual compañero de batallas. Pasamos la noche en el pabellón de Santomera, donde la comodidad de las colchonetas de gimnasia venció al concierto de viento y motos y disfrutamos de un sueño reparador. El horario no era muy exigente, salida a las 11 de la mañana, así que con tranquilidad nos fuimos para la zona de carrera junto con Pablo y Carol, ya viejos conocidos de estas lides. En la salida nos encontramos con un viento infernal y una curiosa noticia. La organización ofrece 150 euros al equipo que sea capaz de hacer todas las balizas. Un aliciente más para la carrera. Con algo de retraso nos dejan mirar los mapas y nos encontramos con dos caras de DINA3 (1:15000, curvas de nivel a 5m) con el siguiente panorama:


La forma del area de carrera es rara y no se presta para nada a subdividir por cuadrantes, primera porque el mapa está subdividido en las dos caras y hay solape entre ambas; segundo porque dentro de cada cara hay varios "bocados" por los laterales; tercero porque sólo tenemos 9 minutos para preparar la estrategia y no hay tiempo que perder. Cosas a tener en cuenta del mapa:
- Hay una carretera que pasa justo al oeste de la salida y que sólo se puede cruzar por los pasos indicados en el mapa (carretera con cruces y pasos marcados junto a la baliza 35).
- Por tanto el mapa es como un reloj de arena, con dos partes diferenciadas que se unen por un punto.
- Ya que está el premio de los 150 euros, nos la jugamos, no descartamos nada y ya veremos.
- De las dos partes como la suroeste es más grande, vamos a empezar por ahí.
- Algo MUY característico de este mapa es que las balizas forman una cuadrícula prácticamente perfecta (como si fuera el Eixample... igualito, vamos...). Por tanto en términos de minimizar distancias en línea recta no hay mucho secreto: hay que usar las mínimas diagonales posibles. Hacen falta dos en el extremo de abajo y otra junto a la carretera. Lo demás es como el juego de poner cerillas :-p
- Evidentemente no sólo hay que mirar en línea recta, pero lo cierto es que el mapa es bastante navegable, sin prácticamente zonas de vegetación impenetrable, a parte de los campos de limoneros de la zona este.
-  Por otro lado, el relieve es bastante homogéneo. Irregular pero sin grandes estructuras, más allá de una zona alta en la parte central del bucle del noreste.
- Por tanto no hay argumentos de peso contra la "táctica de las cerillas", más allá de que sobre la marcha veamos que conviene alguna modificación.
Siendo sincero, todo esto no lo pensamos en ese momento. Los 9 minutos fueron un estrés de unir balizas siguiendo más la intuición que el razonamiento, aunque fuimos a parar a algo bastante coherente con los argumentos anteriores.


Una vez en carrera y tras un inicio algo estresante, las cosas se fueron desarrollando sin grandes sobresaltos. Referencia de los pasos de carretera para la 35; rambla hacia el oeste para 45; caminos y rumbo para 56; pista para atacar 64 desde el norte; pista más rumbo hacia 42;... La red de vaguadas permite un avance bastante razonable ya que muchas veces hasta tienen un senderillo que discurre por el fondo, como ocurre en el desplazamiento de 51 a 63. Por otro lado los repechos son numerosos pero relativamente cortos, rara vez por encima de los 50 metros de desnivel. También es bastante densa la red de senderos, por lo que en varias ocasiones hay cerca un sendero que va aproximadamente en la dirección que nos interesa (por ejemplo en la serie 44-54-50-94). Tenemos en mente la referencia de hacerlas todas. Son 56 balizas, lo que representa 57 parciales si contamos el de la última baliza a meta. Eso significa que tenemos algo más de 6 minutos (6'20'' concretamente) en promedio para cada parcial. Durante la primera hora casi todos los parciales son "positivos", incluso con algunos laps por debajo de los 5 minutos, lo cual nos anima. La segunda hora también discurre sin mucho problema, sólo con pequeños despistes en 94 y 71 pero de menos de un minuto cada vez. Tras cubrir la esquina suroeste del mapa nos dirigimos hacia 52 y 95 (en esta última perdemos otro minuto porque a mi modo de ver el control estaba situado algo al norte respecto del espolón en el que la indica el mapa). El terreno es incómodo hacia la 55, así que usamos la pista que ataca desde el oeste. En la estrategia inicial teníamos pensado hacer ahora 84-74, pero teniendo en cuenta el relieve parece mejor dejarlas para luego y seguir al norte hacia 92, que además está bien conectada por un camino. En esta zona empieza a caer algún parcial bastante negativo, de hasta 10'12'' en el trayecto 92-62 (básicamente por dar una vuelta, quizá excesiva, yendo a buscar el camino del oeste). No nos podemos permitir muchos de estos si queremos mantener la esperanza de completar el mapa. Llegamos al ecuador de la carrera habiendo hecho 28 balizas, justo la mitad. O la cosa se pone inesperadamente más fácil o va a ser complicado, ya que es de esperar algo de caída en el ritmo.

La cuarta hora la dedicamos básicamente al bucle 53-82-32-65-36-74-84-76-96. Pocos parciales positivos y varios de 7 nos empiezan a poner en déficit. La sección 96-34-73-31-41 nos devuelve algunas esperanzas, con un par de rieras que nos facilitan el avance rápido y hacen posibles algunos parciales positivos. Y aquí se acabó la cosa.
El desplazamiento 41-57 obliga a cruzar la carretera por el paso indicado, añadiendo una distancia considerable. Si a eso le añadimos un despiste al ubicar la baliza junto a la cima de una colina (alrededor de un minuto, probablemente fue el fallo principal de orientación de la carrera) el resultado es un parcial de 12'45'' que tira por tierra las últimas esperanzas. Tampoco es bueno el parcial 57-49 (9'52''). Apoyándonos en caminos hacemos 48-87-37-77, mientras que hacia la 47 elegimos mal bordeando los campos por el sur (más desnivel) en lugar de atravesarlos por caminos. En la 47 renunciamos definitivamente al objetivo. Quedan 40 minutos. Vamos a volver haciendo 69-59-58-38 y meta, renunciando a 78 y 88, aparte de 67 y 79 que quedan colgadísimas al otro lado del embalse. Cansados pero algo más relajados por el reloj cumplimos el expediente en estas últimas balizas y llegamos a meta en 5h54'.
Hemos hecho 47.5km (con unos 1900m de desnivel positivo). Mucha distancia para ser un rogaine de bastante rumbo y navegación. Creo que físicamente es de las veces en que más nos hemos exigido. Tampoco hemos hecho grandes fallos de orientación, yo contaría unos 5 minutos en total. A nivel de estrategia, creo que volvería a hacer la misma, quitando la parte final en que quizá renunciaría a 69 y haría 47-78-88-59-58 (y 38 si da tiempo). Con la escopeta en el culo pero creo que daba tiempo en esos 40 minutos teniendo en cuenta que 88-59-58 y meta está bien conectado por caminos. Ahora bien, completar el mapa haciendo 67 y 79, que obligan a una ida y vuelta de mínimo 20 minutos, era absolutamente imposible para nosotros. Calculo que implica hacer unos 54-55km y sin fallar nada. Si fusionas a Kilian con Tommi seguro que lo hace, pero lo que es nosotros, no way...
De todas formas, contentos con haber ganado la carrera, y satisfechos tanto por el nivel físico (no está mal para estar entre temporadas) como por tener la sensación de ir mejorando en cuanto a orientación y estrategia. Como siempre, un placer compartir balizas con un adalid del positivismo como Aurelio.

Besos y abrazos.

P.D: Rincón del freak:
Vestimenta habitual de los rogaines, con las cascadia resucitadas por el zapatero (camino de los 600km) y la mochila Ultimate Direction que da mucho juego.
Ahí van los parciales por horas:
- 1ª hora: 52 puntos (10 balizas)
- 2ª hora: 58 puntos (9 balizas)
- 3ª hora: 61 puntos (9 balizas)
- 4ª hora: 56 puntos (9 balizas)
- 5ª hora: 38 puntos (8 balizas)
- 6ª hora: 33 puntos (7 balizas)
La bajada de puntos de las últimas dos horas es por el cansancio pero también por el hecho de que las balizas de cerca de la meta eran de menor puntuación.
Es curioso ver cómo las distancias de los parciales son muy homogéneas, moviéndose casi siempre entorno a los 800m (real, no en línea recta) excepto en algunos casos en que pasan del kilómetro para ir a buscar algún camino (no tengo claro que saliese rentable).
Algunos parciales en los que cambiaría lo que hicimos:
- 61-83: por el barranco del sur en lugar de por el camino del norte
- 92-62: siguiendo por el fondo del valle (primero NE y después NW) y atacar por la vaguada de frente en lugar de ir a buscar la pista del oeste
- 77-47: por los caminos a través de los campos en lugar de bordearlos

domingo, 19 de noviembre de 2017

AlfaOrientació 2017

Y para completar el 2x1 de rogaines del fin de semana pasado, otra bonita experiencia el domingo por la mañana con este rogaine de 3 horas en Alfarràs, un pueblo situado a unos 25 kilómetros al norte de Lleida. Para esta carrera acabé engañando a mi amigo Ruben, que ya me acompañó el año pasado en otro rogaine en Alicante. Él no está metido en el mundillo de la orientación pero todo lo que sea hacer el jabalí por el monte le motiva así que ahí nos fuimos.
Con bastante fresquito nos presentamos en la salida y 10 minutos antes de las 9 nos dan el mapa:

Cosas a tener en cuenta:
- Quedan 9 minutos así que espabila que esto empieza...
- Importante, y muy particular, el mapa tiene balizas de MUY alta puntuación. En lugar de la distribucion habitual entre 3 y 9 puntos, este mapa tiene hasta una baliza de 50 puntos, pasando por varias de 20 y pico y una de 30.
- A nivel de relieve la cosa está bastante clara. Un valle central que recorre de sur a norte, zona llana alrededor y relieve acusado en los límites oeste y este, y sobre todo en la zona más al norte.
- La conexión por caminos no es muy evidente y habrá que hacer bastante campo a través.
- Hay pocos puntos de cruce del río.

- La baliza 500 (50 puntos) vale mucho pero está a tomar por c... La 300, algo menos.
- El mapa es 1:15000 y Din A3, pero son solo 3 horas. Muy probablemente no se puede hacer todo.
-... Mierda, sólo quedan 3 minutos...
- Venga, vamos a salir hacia la izquierda intentando recoger algo de la zona llana... 20, 30 y subimos hacia 120 y de ahi 100-150-101... 102,122 y 123 y veremos en qué orden... 250-300-280...cómo hacemos 220 y 500?... Joder, es hora de salir...
 

Total que arrancamos a las 9 y la táctica no está nada clara.
En cualquier caso salimos hacia la 20. Solos, todo el mundo se ha ido para otro lado, pasando de estos 2 puntos, que la verdad es que son poca cosa. De ahí nos vamos hacia la 30, también sin problemas aparte de algo de atasco en la propia baliza. Me he ido mirando el mapa por el camino y se me antoja buena opción recoger alguna baliza más de la zona llana antes de subir a la baliza 120 desde la 60. Así que nos vamos para la 31 y de ahí a 41, 62 y 61. Una opción era irse ya para 60 y 120 pero veo que las balizas 71 y 80 nos quedarán muy colgadas y ahora las tenemos relativamente cerca. Así que seguimos rumbo norte para 80, pero de camino nos damos cuenta de que no hay paso directo hacia 71 a través del canal que queda en medio. Así que seguimos rumbo norte a buscar el cruce y de paso hacemos 90 antes de volver hacia 71. A medida que vamos haciendo todo esto me doy cuenta de que la hemos cagado con la estrategia. Estamos dedicando un tiempo a recorrer toda esta zona, que nos va a impedir ir a buscar la baliza de 50 puntos, que vale ella sola más que todas las que estamos haciendo. En fin, es lo que hay, ahora ya no se le puede hacer nada. Por lo menos a nivel de orientación vamos acertando bien y llegamos a la 60, situada en un ciprés del cementerio.
Ahora toca empezar a coger balizas de más puntuación, y sin dormirse, porque si además de la 500 tenemos que dejar otros controles de 20 y pico o la de 30, entonces sí que nos van a pintar la cara. El ataque a la 120 es incierto porque toca subir por una ladera que tiene un pequeño cortado. Lo salvamos encontrando una canaleta por la que trepamos agarrándonos a las plantas. Un parcial bastante lento pero necesario. Campo a través nos dirigimos a la 100 y parecido a la 150. Una pista muy pedregosa nos devuelve a la llanura para ir a buscar la 101. Llevo un rato comiéndome la cabeza con qué hacer ahora... Creo que lo más sensato es aprovechar el nivel para ir a buscar la 123 y de ahí bajar a 122, renunciando a la 102. No podemos perder más tiempo si queremos asegurar la 300 y los 200's. Corremos a buen ritmo, pero llevamos 1h20 y nos queda mucha faena por hacer, en la zona previsiblemente más lenta.  Dejamos también de momento la 151 y después de la 122 nos vamos hacia la 250 subiendo por un repecho duro. Salimos rápido a la carreterilla que nos dirige hacia la 300, donde sí que nos despistamos un poco en el camino que da acceso a la baliza, situada en el inicio de una via de escalada. Damos media vuelta y bajamos a toda pastilla por el sendero y la carretera. De ahí nos metemos por unas escaleras que conoce Ruben y que bajan al fondo del valle hasta otra carretera que lleva hasta la presa del Embalse de Santa Ana, donde está la baliza 280. No nos fijamos bien en el detalle y perdemos un minuto buscándola más arriba, en lugar de en la puerta de la galería de la presa donde está situado el control. 2h9 y estamos en la otra punta del mapa... Esto va a ser complicado. Volvemos a la carretera y tras un tunel pasamos por la 220, muy escondida dentro de una balma. Seguimos carretera abajo y cruzamos el río por un azud y una curiosa escalera para peces. Un senderillo nos saca por el otro lado y nos deja junto a la 200. Seguimos adelante corriendo como descosidos rumbo a la 180. Llegamos a ella cuando faltan 32 minutos para que acabe el tiempo. El camino de vuelta se basa en una carreterilla por la que nos ponemos a 4' el km. Aún así creo que no llegamos, pero bueno, estas balizas valen bastantes puntos, así que compensan la penalización. A galope tendido cubrimos la 81, donde nos damos cuenta de que a Ruben se le ha caido la tarjeta donde estaba marcando el paso por los controles. Bueno, no vale la pena darle vueltas. Sigamos adelante y ya veremos. Atravesamos por unos campos hasta la 70 y volvemos al camino principal para la 50 y al 40. Parece que sí llegamos, porque quedan 7 minutos, e incluso nos da tiempo de pillar la 32, aunque ello nos acaba dejando en meta en el último minuto de tiempo permitido sin penalizacion.
Hemos corrido mucho (28.7km en 3h) y hemos orientado bien (no creo que hayamos fallado más de 2-3 minutos), pero la estrategia no ha sido la buena ni de lejos. Visto a posteriori, lo mejor hubiese sido salir directamente a por 120, pasando como mucho por 30, y a partir de ahí seguir lo que hicimos en dirección norte, algo así:
 30-120-100-150-101-123-122-102-151-250-300-220-280-500-200-180-121-81-90-71...
Y a partir de ahí recoger lo que se pueda de camino a la meta. Creo que da tiempo, son más puntos y en cualquier caso la penalización final por tiempo queda compensada por las balizas de alta puntuación. Esta alternativa renuncia de forma definitiva a 70 y 50, pero creo que el resto se podría haber hecho con el mismo rendimiento que tuvimos.